Tu ejemplo no es la palabra, si no el hecho | Compartimos.org

En la blogosfera existen miles de blogs de temas muy distintos, hay tantos que me atrevería a decir que es imposible conocer a todos ellos. Es más, si os fijáis, google necesita unos robots para poder rastrear tu contenido, ya que un ser humano sería incapaz de hacer esa tarea en un solo día.

© Pakmor – Fotolia

Dentro de todos estos miles de blogs, existen unos más conocidos y otros menos claro está. Hoy nos vamos a centrar en aquellos blogs que realmente son muy conocidos e incluso famoso a nivel estatal o mundial.

Pese a que no soy reconocido ( las cosas claras y el chocolate espeso icon_smile-2958449-9828442 ) no significa que no me quede en detalles de los “grandes” tanto buenas o malas.

Si estás apunto de ser un blogger reconocido o si ya lo eres, quiero darte mi pequeño consejo para que otros bloggers confíen siempre en ti, que de eso se trata.

Se ejemplo de tus hechos, no de tus palabras

Desde mi punto de vista, un blog es como la vida misma, ya que está hecho por personas y no por máquinas ( al menos por ahora) y toda acción que hagas tiene una consecuencia, tanto buena como mala.

Cuando empezamos en este mundillo, la mayoría de todos nosotros nos asesoramos de los bloggers más reconocidos para aprender a caminar en un mundo nuevo que se nos viene encima. De hecho, les tenemos como dioses en mucho de los casos, ya que si ellos han llegado hasta la cima es por algo y por lo tanto seguimos sus pautas.

El problema es cuando los consejos que algunos te dicen no lo cumplen y entonces es cuando dices… ¿ por qué no lo cumple si el mismo a mi me dijo que lo iba hacer?

Un ejemplo a qué viene lo que intento decir

No hace mucho a un blogger importante le pregunté si podía hacerle una entrevista. El me dijo que si, que no había problema y que le hiciera x preguntas. Yo le dije que encantado, que por mi no hay problema. Le hice esas preguntas y se las envié por e-mail. Transcurrido unos meses, le volví a preguntar como tenía el tema de la entrevista ( en realidad entendía que estuviera muy liado y simplemente fue un recordatorio).

La cuestión fue que me dijo que le sabía mal pero que por ahora no tenía tiempo y que yo decidía que lo dejáramos estar o que cuando tuviera un hueco me lo haría. Mi intuición me dijo que no quería hacer la entrevista, seguramente porque no soy un blogger famoso o porque simplemente no le apetecía. Yo personalmente prefiero que me digan la verdad a que me pongan una “excusa”.

Consecuencia de la no transparencia

Bueno no es que haya una consecuencia, simplemente le dejado de seguir porque ya no me resulta creíble. Por el simple hecho de que el mismo predicaba unas cosas que luego no cumplió. Esto es un claro ejemplo, de que tienes que cuidar a tus lectores como algo muy preciado en tu bitácora. No importa lo conocido que seas, lo que importa es la veracidad de tus hechos, ya que si dices una cosa y luego es otra ¿qué pensarías?

Mi propio consejo

En el ser humano los hechos se demuestran con hechos, las palabras en realidad vienen y van. Con esto intento decir que se consecuente de todo aquello que dices, ya que alguien te puede tomar la palabra y si luego no lo cumples crea una mala imagen aunque solo sea para ti.

Si quieres que tu comunidad del blog vaya creciendo tu debes acompañar en el camino a personas que invierten su tiempo en ti para leerte y para aprender. Existen muchos blogs con contenido excepcional donde podemos ir de un lugar a otro en tan solo un click y tu acabas en el olvido de aquella persona que te tuvo como referencia.

¿Eres consecuente de tus palabras?

PD: Obviamente no voy a decir el nombre de la persona, no es un artículo para crear polémica, si no para aprender de ello y no cometer errores o al menos los mínimos.