No hagas SPAM para vender, utiliza el Marketing de Permiso | Compartimos.org

Ayer me llegó una carta a casa de una conocida empresa que protege los derechos de los consumidores, seguro que ya te imaginas cual puede ser. Recordé que hace ya un año me di de baja de la misma, no entiendo por qué me la han enviado.

© iQoncept – Fotolia

1. Si no quiero no me obligues

Haciendo memoria creo que esta es la segunda o tercera carta que me han enviado en un año, parece ser que no han entendido el echo de que si tramité la baja en el servicio fue por algo y si no les he contestado a ninguna será porque no tengo ningún interés en volver con ellos.

No envíes publicidad a quien no te la haya solicitado y aún menos le intentes vender un producto, si lo haces serás considerado como SPAM.

2. No insistas

Si has recibido un no por respuesta a tu intentona de vender a puerta fría, cosa que probablemente te ocurra, no te pongas de pesado una y otra vez a llenar su correo electrónico de mensajes que no ha solicitado, lo más seguro es que acabe por bloquearte.

Un consejo, no se te ocurra utilizar los comentarios a tu blog o negocio online para apuntar su email y enviarles publicidad y mucho menos comprar listados de correos electrónicos que han sido recopilados a saber de qué manera.

3. Gánate la confianza de la persona

En eso mismo se basa el Marketing de Permiso, en solicitar el permiso al cliente potencial y esto básicamente se consigue ganándote la confianza de las personas. Por ponerte un ejemplo es lo mismo que si yo pido que te suscribas a mi blog para recibir los artículos que publico y tú lo haces porque te transmito confianza y seguridad.

Si tienes un blog y vendes productos no quieras vender desde el primer día, eso le puede hacer mucho daño a tu negocio, primero aporta cosas de valor a tus lectores, no pienses solo en hacer caja, recuerda que son personas como tú y como yo.

¿Te ha gustado el artículo?, suscríbete a mi blog y recibirás más artículos de este tipo.