No Dejes que Nadie Mate tus Sueños

Esta es la primera colaboración que hago en otro blog, y antes que nada quiero agradecerle a Carlos por dejarme participar en su espacio, en Compartimos.org. Tuve que insistirle un poquito icon_biggrin-9977893-2625270 , nada del otro mundo, y al final después de un comentario en el que yo mismo me postulé con toda mi gran cara para ser colaborador en su blog, me aceptó. Así que: Un millón de gracias Carlos por dejarme entrar en algo en lo que has depositado mucha fe, tu blog personal.

Cada Viernes procuraré subir un post, y para este primero, no lo dudé ni un instante, sabía de qué iba a tratar: de nuestros sueños, no de esos cuando nos acostamos a dormir por la noche, sino de esas imágenes que se forman en nuestro cerebro, tan reales como las que entran a través de nuestros ojos; en ellos podemos ver como hacemos algo que nos llene en un futuro, como conseguiremos algo, como alcanzaremos una meta.

Como no quiero engordar el sentido del mensaje y tampoco quiero hacer un post muy grande, me gustaría que prestases atención a este vídeo, te llevará menos de 2 minutos y puede que te guste tanto como me gustó a mí el mensaje que transmite.

En busca de la felicidad-un sueño

Bien, es de una conocida película, incluso seguro que la hayas visto; pero más allá del tema principal sobre el que trata, quiero decirte algunas cosas sobre lo que acabas de ver:

–  Nunca dejes que nadie mate tus sueños. Cuando digo nadie, es nadie. Las personas más allegadas a nosotros, consiente o incocientemente, pueden derrumbarnos nuestros anhelos y deseos.

–  Mantén tu estima alta. Confía en quién eres y en lo que haces. El tema de la autoestima es algo delicado, lo sé, ni todas las personas somos iguales, ni todos hemos tenido las mismas circunstancias; pero si consigues mantener un nivel de autoestima digamos que normal, te será más fácil avanzar hacia donde quieres ir.

  No importa desde dónde oyes venir el: No puedes, no vales, no lo lograrás, eso no te conviene. Nadie mejor que tu sabes hasta donde puedes llegar; si alguien tiene que marcarte unos límites, ese deberías ser tu mismo. Haz oídos sordos y sigue en tu camino.

–  Si tienes un sueño, trabaja en él, persíguelo. Los sueños no vienen a nosotros como por arte de magia, nosotros debemos ir a ellos.

–  Se paciente y persiste. Los sueños no se alcanzan de la noche a la mañana. El camino puede ser largo y algunas veces un poco molesto. Lo importante es ser de `idea fija´, como me gusta decir, y seguir hacia delante.

¿Qué más puedo decirte?, o mejor, ¿por qué no me lo dices tu? Me gustaría saber si tienes sueños, si los cuidas, si los mimas, si los abandonas, si los has alcanzado, o si simplemente dejas que te los arranquen alguien de tu interior.

//