Cuando no Sabes que Escribir, Escribe

Hoy estoy saturado, bueno, casi siempre lo estoy, jejejeje. No son ni las 8 de la tarde y ya estoy deseando acostarme a dormir. Agotado, así me siento, más de cansancio físico que mental. Llevo toda la semana pensando que hoy Viernes me tocaba subir el post semanal a este blog, pero justo hasta hoy no me he puesto a escribirlo. Mal hecho por mi parte, lo reconozco; y pido disculpas desde aquí, porque el contenido empieza a perder calidad y al final terminas escribiendo cualquier cosa con tal de publicar tu post.

La semana pasada no pude subir mi post semanal; me puse en contacto con Carlos a través de un email, y le comenté que me era imposible que publicara ese día. Todo esto me pasa por no prever bien la semana, y empezar a redactar el post con 2-3 días de antelación; así me evitaría muchos problemas, entre ellos el estar poniendo excusas y verme a última hora escribiendo siempre.

Me pasa algo extraño con este blog, y es que no escribo el mismo tipo de post que el que subo a mi blog. Los posts que he escrito aquí hasta día de hoy, son más personales, en los que suelo improvisar mucho y una vez que empiezo a escribir, no me planteo mucho lo que va saliendo. Quizás esto es lo bueno que me ha aportado Compartimos.org, un lugar donde puedo compartir una pequeña parte de mi vida, donde puedo compartir experiencias personales y pensamientos que van nadando en mi mente.

Quiero llegar a las 300 palabras, pero hoy lo tengo complicado, jajajaja, me está costando mucho, más de lo habitual. Si has leído bien el título, igual ya te habrás dado cuenta de lo que te quiero transmitir. No pierdas el tiempo esperando la inspiranción, no pierdas el tiempo buscando el tema perfecto para escribir, no pierdas el tiempo esperando a un momento en el que puedas escribir algo mejor. Cuando no sepas sobre que escribir, ponte a escribir, practica, no tengas miedo a compartirlo con los demás. Es el mejor ejercicio que puede hacer.

Hasta aquí llegó el post de hoy icon_smile-6117936-2306685 . Me puede el cansancio, y eso trae a veces un estado de desanimo y desgana con todo lo que haces. Lo siento, a todos los lectores que se pasan a diario por aquí, les pido disculpas si no encuentran en mis posts lo que buscan, algo interesante, una solución, algo que les sea útil. Me siento al 50%. Gracias a todas esas personas que leen tanto los post en este blog como en mi blog personal; gracias por el apoyo y los ánimos que siempre me dan. Hasta la semana que viene.